viernes, 11 de abril de 2014

El gobierno de Venezuela a La Haya

La Expresión del Teenager


Johanna Villasmil

Lo que hemos vivido en los últimos días en Venezuela, después de haberse iniciado un grupo de manifestaciones que conllevaron a enfrentamientos violentos, muertes, detenciones arbitrarias y torturas; ha colocado al gobierno de Venezuela en la mira internacional y ha demostrado la realidad de lo que ocurre dentro de nuestras fronteras.

Basados en el Estatuto de Roma, el pasado 7 de abril un grupo de parlamentarios de partidos de derecha latinoamericanos denunciaron al presidente de la República, Nicolás Maduro; al presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello; al ministro de Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres; a la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz; y a la Defensora del Pueblo, Gabriela Ramírez, ante la Corte Penal Internacional de La Haya, por presuntos casos de lesa humanidad.

El Estatuto de Roma establece en su artículo número 7 que un crimen de lesa humanidad es “cualquiera de los actos siguientes (asesinato, exterminio, deportación, tortura, violación, prostitución forzada, encarcelación o persecución, desaparición forzada, secuestro o cualquier acto inhumano) cuando se cometa como parte de un ataque generalizado o sistemático contra una población civil y con conocimiento de dicho ataque”.

Tribunal de La Haya se le denomina a un conjunto de tribunales internaciones que tienen sede en la ciudad de La Haya, Países Bajos. Cuenta con el Tribunal Permanente de Arbitraje, el Tribunal Permanente de Justicia Internacional, la Corte Internacional de Justicia, el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia y la Corte Penal Internacional. La solicitud se hizo ante esta última, la cual se encarga de juzgar crímenes de genocidio, de guerra, de agresión y de lesa humanidad. 

Las investigaciones se pueden iniciar por solicitud del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas o de oficio por el Fiscal de la Corte; en este caso se le hace la solicitud es al fiscal. Después de ello los antecedentes son revisados por la Cámara de Asuntos Preliminares. Si es procedente se acoge la acusación que pasa a ser conocida  por la Cámara de Primera Instancia, donde se realiza el juicio. Se puede apelar ante la Cámara de Apelaciones. Las penas pueden ser de prisión, multa y decomiso de las propiedades del condenado; y pueden ser llevadas acabo en el país sede de la Corte o en otro de acuerdo con los convenios.

198 parlamentarios de ocho países de la región, miembros de la Alianza Parlamentaria Democrática fueron los encargados de respaldar la denuncia ante la Fiscalía de la Corte, que fue entregada por los diputados Cornelia Schmidt Lierman de Argentina, Adrián Olivia de Bolivia, presidente de la alianza, y Cecilia Chacón de Perú. Respaldaron sus denuncias con un informe realizado por el Observatorio Iberoamericano de la Democracia, que da constancia de la violencia cometida.

Según el comunicado difundido en argentina “los parlamentarios solicitaron que se investiguen las violaciones generalizadas y sistemáticas de derechos humanos ejecutadas por cuerpos militares, policiales y paramilitares”. Además expresa que hay “elementos que tipifican, palmariamente crímenes de lesa humanidad, por haber ocurrido durante los días indicados asesinatos, torturas, violación y detenciones masivas e indiscriminadas(…) Existen además 1.200 detenidos y 300 heridos. Se cuenta con 40 casos de tortura documentados, que serán las pruebas que vamos a presentar”.

En oportunidades anteriores se había intentado denunciar al gobierno venezolano ante la Corte Penal Internacional de La Haya, pero estas habían sido sin resultado. Esperan que ahora con el apoyo del Estatuto de Roma si se pueda tomar acción contra los presuntos casos de lesa humanidad que han ocurrido dentro del territorio nacional. Los parlamentarios quieren también demostrarle a los venezolanos que existe una preocupación mundial por lo que estamos pasando y que no estamos solos en esta lucha por nuestros derechos.

Los quiere Joha


domingo, 6 de abril de 2014

Informe de Amnistía Internacional sobre los DDHH en medio de protestas

La Expresión del Teenager


Johanna Villasmil

Las organizaciones de derechos humanos, internacionales y nacionales, han observado de manera preocupante la situación por la que está atravesando el país. Antes de comentarles del informe publicado por Amnistía Internacional sobre la situación actual venezolana, es importante destacar que los derechos humanos son solo violentados por las personas y entes públicos, debido que los particulares violan son leyes; y que las organizaciones internacionales hacen son recomendaciones en los países, porque la mayoría no tienen verdadero peso de ley.

Amnistía Internacional es un movimiento mundial en pro de los derechos humanos, independiente de ideologías o gobiernos. Durante las últimas semanas, la organización ha hecho un seguimiento de lo que ha ocurrido en el país y presentaron el 1ero de Abril un informe llamado “Los derechos humanos en riesgo en medio de protestas”.

Amnistía Internacional visualiza la situación como una oleada de descontento social y como expresa en la introducción del informe “los enfrentamientos violentos durante las protestas y la actuación de las fuerzas del orden, habrían resultado, como ha admitido incluso el Estado, en posibles violaciones a los derechos humanos, incluidos asesinatos, detenciones arbitrarias, tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes”.

En el informe se hicieron publicas denuncias de violaciones al derecho a la vida y a la integridad física, y al debido proceso que han sido expuestas ante el movimiento. Le dedican un espacio especial al uso excesivo de la fuerza durante las protestas por parte de agentes de la fuerzas del orden, incluidos miembros de los Servicios Bolivarianos de Inteligencia Nacional (SEBIN), Policías y la Guardia Nacional Bolivariana (GNB). Además de tomar especial interés en los casos de Bassil Dacosta, Juan Montoya, Geraldín Moreno y Moisés Guanchez. También tratan las menciones de tortura, tratos crueles o inhumanos de Daniel Quintero, Marvina Jiménez, José Alejandro Márquez, Juan Manuel Carrasco, Luis Alberto Gutiérrez e Inti Rodríguez.

Los ataques contra periodistas y medios de comunicación es otro punto importante dentro del informe, registrándose del 12 de febrero al 12 de marzo 87 casos de violaciones a la libertad de expresión, a un total de 127 profesionales de la comunicación. Lo que representa un aumento del 480% con relación al mismo período del año anterior, como queda expresado en el informe.

La organización se encontró con la difícil tarea de identificar responsabilidades en un contexto de polarización política y social, en el cual está inmersa Venezuela. Junto a ello tocó el tema de la detención de líderes de la oposición, enfocado a la privación de libertad de Leopoldo López.

Como conclusión Amnistía Internacional insta al gobierno venezolano a investigar de forma exhaustiva, independiente e imparcial todas las denuncias de violaciones y abusos a los derechos humanos y que sean llevados los responsables ante la justicia. También a garantizar el derecho a la libertad de expresión y reunión, sin temor a ser víctimas de homicidios, ataques y malos tratos y detenciones arbitrarias. Consideran, por otra parte, poner en práctica un Plan Nacional de Derechos Humanos, que debe ser para ellos el resultado de un diálogo nacional en donde se incluyan los puntos de vista de todas las partes involucradas, incluidos disidentes y opositores, así como representantes de la sociedad civil. Por último insta a la comunidad internacional a fomentar soluciones respetuosas de los derechos humanos y promover el diálogo.

Amnistía Internacional es un movimiento que no tiene peso de ley dentro de los países en los que se encuentra, pero un país que desea proteger los derechos humanos de sus ciudadanos debe escuchar sus recomendaciones. A demás el informe deja claro a la comunidad mundial lo ocurrido en Venezuela porque es una organización internacional de gran prestigio, con presencia en nuestra nación, por lo que el informe no refleja cuentos, sino hechos. 


Los quiere Joha

viernes, 28 de marzo de 2014

Únete a la lucha por los derechos

La Expresión del Teenager

Johanna Villasmil

Los derechos humanos, las leyes y los pactos o tratados internacionales actúan para todos por igual, sin importar nacionalidad, religión, color de piel, ideología política o nivel social. Desde la aprobación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, estos han sido pisoteados, olvidados y rechazados en distintas partes del mundo, y sin irnos muy lejos, hoy en día Venezuela vivimos un ejemplo de ello. ¿Cuál es la verdadera situación de derechos en nuestro país?

Los derechos humanos no solo están dentro de la Declaración sino que también están respaldados dentro de la Constitución Nacional, así como lo están en numerosos pactos internacionales a los que Venezuela está sujeta.

Para los defensores de los derechos humanos ver lo que ha ocurrido en las últimas semanas en el país es indignante, desde los graves casos de tortura hasta la aplicación sujetiva de la constitución.

El abogado del Foro Penal Venezolano, Gonzalo Himiob, explica que “estamos en el punto más bajo de toda nuestra historia republicana (…) En solo un poco más de mes y medio nosotros tenemos registrados 1.795 detenciones (…) El tema de los derechos humanos es muy delicado y amerita una atención especial y lamentablemente no parece haber desde el poder la disposición de atender estos temas”. 

Un gobierno dispuesto a solucionar los problemas en materia de derechos humanos le haría la invitación a los organismos competentes en el área para que evalúen y hagan recomendaciones. En cambio, hace tres años atrás la Defensora del Pueblo, Gabriela Ramírez, le impidió la venida oficial a la Directora Regional de ONU Mujeres y me consta porque yo estaba ahí cuando ella llamo a la oficina de Caracas a decir que en el avión no la dejaron montarse.

No basta con que yo te diga que se violan tus derechos. Por ello te invito a que te pongas una tarea, durante el transcurso del día piensa cuántos de tus derechos y de otros han sido vulnerados. Cuando leas los sucesos piensa en el artículo 3, el derecho a la vida. Cuando escuches los “Efecto Eco” piensa en el artículo 4, ninguna tortura. Cuando leas el tweet de Ameliach donde llama a la calle a la UBCH el mismo día que mueren dos jóvenes en Carabobo y te des cuenta que nadie de la justicia nacional le ha dicho algo piensa en el artículo 7, todos somos iguales ante la ley. Cuando veas el humo de las bombas lacrimógenas correr por las calles piensa en el artículo 20, derecho a reunirse en público. Cuando veas gente durmiendo en las calles piensa en el artículo 22, derecho a la seguridad social. Así la lista continua.   

Por otra parte da dolor también ver como en otros países les prestan más atención a la billetera que a las violaciones de los derechos humanos. Y también observar que el poder es más importante que el dolor de tu pueblo.  

Sin importar cuantas veces lo haya repetido, para mi es muy importante que te des cuenta que es nuestra labor exigir que se cumplan los derechos humanos y las leyes, nadie vendrá de manera mágica y hará que se cumplan. Mientras más duremos en exigir que se respeten nuestros derechos, será cada día más tarde y más difícil el conseguir un resultado. Es hora que el gobierno haga frente a las violaciones de derechos y actúe de la mano de organismos competentes, por el bien de los ciudadanos. Luchar por derechos es luchar por la justicia y la igualdad, pero más que todo es luchar por un futuro para ti y para los tuyos. 

Los quiere Joha


viernes, 21 de marzo de 2014

Venezuela a un mes después está llena de logros y rumores

La Expresión del Teenager

Johanna Villasmil

A más de un mes desde que iniciaron las protestas en Venezuela, más de mil personas han resultado detenidas, 29 han perdido la vida y muchos han sido víctimas de torturas. Pero se han creado dos problemas claros, las personas no está seguras que se haya conseguido algo, y también se han convertido en portavoces de rumores.

Lo cierto es que en las últimas semanas lo que se ha logrado es mucho, hemos abierto los ojos ante realidades que sabíamos que ocurrían, pero no teníamos idea de la magnitud de ellas; el mundo tiene la mira en nosotros; y los ciudadanos se han polarizado más.

Sabíamos que el hampa común es uno de los problemas más graves por los que atraviesa el país, pero no teníamos idea de la abismante cantidad de grupos paramilitares que existen en la nación. Tampoco de la cantidad de armas que hay en las calles.

Lo principal que hemos logrado es que los ojos del mundo están puestos en nosotros. Las personas se están dando cuenta cual es la verdadera Venezuela, y que este no es el país chévere y rico con el maravilloso gobierno como lo pintan las propagandas. En más de un mes hemos logrado, que por ejemplo, Madonna hable de nosotros, ella tiene más de 50 años y este gobierno solo 15, y jamás nos había mencionado, hasta ahora. 

A quedado demostrado cuando grave es la situación de la libertad de expresión por la que atraviesan los medios de comunicación. Con la salida de la parrilla de los canales por subscripción de NTN24 se hizo clara la mordaza estatal y con la autocensura de las televisoras se demostró su miedo.

No todo lo que se ha conseguido en las últimas semanas ha sido bueno. Tristemente nos hemos dividido más. El odio entre las distintas ideologías del país ha crecido, al igual que las peleas también lo han hecho. Pero a pesar de esto, cada lado está más dispuesto a aceptar al otro si cambia de opinión. 

Por otra parte están los rumores, cuando la información oficial no es completa siempre hay cabida para ellos y eso se ha venido incrementando cada día en el país. Se han corrido imágenes de hechos que ni siquiera han sucedido en nuestra nación, se ha dicho mucho que no ha pasado y se ha dejado de decir cosas que si pasaron.

Para evitar caer en rumores lo más importante que debes hacer es evaluar la fuente que te lo está enviando. Si la información te la envía tu tía que te pasa cuatro cadenas por minuto no te recomiendo que creas en ella o sobretodo que la difundas. Es preferible que para buscar información lo hagas por las redes sociales, como Twitter, y con periodistas reconocidos, como @LuisCarlos, @NelsonBocaranda, @AlbertoRavell, @cmrondon… entre otros.

La careta democrática que tenia el gobierno se cayó ante los ojos del mundo y todos se han dado cuenta como la población venezolana está desesperada por un cambio. En esta nación ha quedado demostrado que los grupos armados mandan tanto como el gobierno, que algunos se preocupan más por su concesión que por dar a conocer la realidad y que el resentimiento al otro bando se arraigó en el último año. Recuerda que todos tenemos responsabilidad sobre lo que decimos, no debes ser portavoz de los rumores.

No es momento para que nos echemos para atrás, cuando las cosas se comienzan siempre hay que terminarlas. Los venezolanos están tratando de hacer historia y solo faltas tú para que te unas a estas ansias de justicia y libertad.


Los quiere Joha

martes, 18 de marzo de 2014

Venezuela y Ucrania tienen más que una protesta en común

La Expresión del Teenager


Johanna Villasmil
@johavillasmil
laexpresiondelteenager.blogspot.com

Cuando dos naciones están atravesando situaciones similares la ganancia de una la da fuerzas a la otra y la perdida de una la sufren ambas. Esto sucede en la actualidad con nuestro país, Venezuela, y nuestro compañero de lucha, Ucrania. En ambos países los ciudadanos han tomado las calles solicitando reformas y se han visto envueltos en situaciones violentas; también ambos tienen injerencia de países que fueron aliados políticos en el pasado.

Para poder entender bien la relación que tienen estos países en los tiempos de protestas es necesario conocer la situación de ambos. Al ser venezolanos tenemos claro lo que ocurre en el nuestro, pero ¿qué es realmente lo que sucede en Ucrania?

Las protestas en Ucrania se originaron después de que el presidente Viktor Yanokovich decidiera, el 21 de noviembre de 2013, suspender las preparaciones de un acuerdo comercial con la Unión Europea y generar mas apoyo a un acuerdo económico con Rusia, pese a años de negociaciones encaminadas a la integración de Ucrania en el bloque de 28 naciones. Debido a ello muchos ciudadanos salieron a las calles solicitando al presidente que siguiera adelante con el acuerdo con la UE

Las protestas tomaron más fuerza debido a que la policía intentó disolverlas y después de haberse promulgado leyes contra las manifestaciones. Así pasaron tiempos en los cuales las manifestaciones se relajaron y otras en las que se intensificaron.

Los países del mundo se comenzaron a preocupar y en enero, por ejemplo, el gobierno estadounidense decidió revocar las visas a varios ucranianos que estaban vinculados con los hechos violentos que ocurría en el país.

El 22 de febrero el parlamento ucraniano destituyó al presidente Viktor Yanukovich y ordenó la celebración de elecciones presidenciales para el 25 de mayo, pero los conflictos en el país no terminaron ahí.

Puede que ahora el pueblo ucraniano haya ganado una batalla, pero no ha terminado su lucha porque ahora Rusia no va a dejar perder el poder que en Ucrania le dio el presidente Yanokovich. A lo que los mismos residentes rusos reaccionaron saliendo a las calles en favor de la libertad de Ucrania. Decenas de personas han sido detenidas en Rusia por esta situación.

Las personas dentro del gobierno de Ucrania pidieron en numerosas oportunidades que parara el baño de sangre y que la oposición se sentara a dialogar con ellos, mientras que por el otro lado seguían siendo ellos quienes enviaban las ordenes para que continuaran reprimiendo las protestas ¿les suena familiar?

¿Qué tiene que ver Ucrania con Venezuela? Que es el mejor espejo que podemos tener en la actualidad. La situación por la que están atravesando ellos suena muy parecida a la nuestra y lo que les ha ocurrido pueden ser cosas que nos ocurran también a nosotros, pero con otros actores.

En Ucrania todavía les queda un largo camino por recorrer porque ahora personas adeptas al gobierno de Yanokovich están saliendo a las calles a protestar contra el gobierno de transición. Más de 3 meses han pasados desde que comenzaron las protestas en el país y parece que van a continuar un poco más, pero esta vez con otra consiga. Ucrania y Venezuela merecen paz y libertad.



viernes, 14 de marzo de 2014

LA TORTURA

La Expresión del Teenager


Johanna Villasmil

“Nos metimos en el carro, pero ellos nos sacaron a perdigonazos y después incendiaron el carro. A mi me pegaron muy feo, con patadas, con cachazos, con los fusiles y también con los cascos. Yo me hice el muerto para que me llevaran a la morgue, pero me patearon y me moví. Cuando llegamos al comando tres de ellos empezaron a jugar futbol con nosotros, mientras nos pateaban la espalda gritaban gol. Al rato me apartaron del grupo, mis amigos pensaban que me iban a matar y yo también, me bajaron los pantalones y me metieron un fusil por el ano” Juan Manuel, detenido por protestar el 16 de febrero de 2014 en Valencia, Venezuela.

La tortura es uno de los actos más deplorables que puede cometer un ser humano, se basa en aprovechar la vulnerabilidad del otro para degradarlo y causarle dolor, mientras disfrutan de ello. La tortura es un acto penado por leyes nacionales e internacionales, que en el último mes hemos visto aumentar, después de las más de 1000 detenciones que se han originado por las protestas en toda Venezuela.

Según la Organización de Naciones Unidas la tortura es todo acto por el cual se inflija intencionalmente a una persona dolores o sufrimientos graves, ya sean físicos o mentales, con el fin de obtener de ella o de un tercero información o una confesión, de castigarla por un acto cometido, o se sospeche que ha cometido, o de intimidar o coaccionar a esa persona o a otras, o por cualquier razón basada en cualquier tipo de discriminación. Esta definición se encuentra establecida dentro de la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, a la que Venezuela está subscrita desde el 15 de febrero de 1985.

Al leer esa definición y escuchar los casos de los jóvenes venezolanos queda muy claro que fueron víctimas de tortura por efectivos de la seguridad pública del país. Lo que estos deben hacer es llevar las denuncias ante las entidades correspondientes. Las denuncias a nivel nacional se presentan en el Ministerio Público o La Defensoría del Pueblo. A nivel internacional las denuncias pueden ser presentadas ante la Organización de Naciones Unidas, en sus distintas agencias.

Hablando de una entidad en particular, la Defensoría del Pueblo tiene la labor de la promoción, defensa y vigilancia de los derechos y garantías establecidos en la Constitución y en los instrumentos internacionales. Después de muchos días de silencio, la Defensora del Pueblo, Gabriela Ramírez se pronunció con respecto a lo ocurrido a jóvenes como Juan Manuel y comentó que si se aprehenden 15 jóvenes y una persona es golpeada o maltratada; la tortura tiene un sentido, se emplea para obtener una confesión; se le inflinge sufrimiento físico para obtener una confesión y tenemos que diferenciarlo de un trato excesivo o uso desproporcionado de la fuerza; de ahí se designa la pena.

Es cierto que las penas en torturas y en tratos crueles son distintos, pero hay que ver es como lo están diferenciando y si la justicia llegará. En lo particular para mí, con mi carácter de defensora de los derechos humanos, es una vergüenza darme cuenta que ese es el trato que se le dan a los derechos en mi país.

Las víctimas ya han presentado sus denuncias ante la ONU. La organización se vio preocupada debido a los tratos crueles de tortura que han recibido. El relator especial de tortura de Naciones Unidas, Juan Méndez, solicitó una visita al país para evaluar la situación, pero aun no ha recibido respuesta de parte de las autoridades venezolanas.  

Ya se han presentado las denuncias de torturas ante los organismos nacionales e internacionales, pero que se puede esperar de los organismos nacionales después de ver a lo largo de los años que no actúan para todos por igual o de los internacionales cuando no les permiten que evalúen la situación. A lo largo de los años las personas que encabezan las entidades públicas del país han demostrado que los derechos de los venezolanos cada día les importan menos y en un país democrático esto debería ser lo primero que se exalte. La tortura no se justifica de ninguna forma, es un acto de lesa humanidad y aunque tal vez dure en llegar, la justicia siempre llega. ¡Fuerza Venezuela!

Los quiere Joha


viernes, 28 de febrero de 2014

¿Habrá terrorismo por parte de los Tuparamos en Venezuela?

 La Expresión del Teenager


Johanna Villasmil

Cuando el ciudadano común, como tu o como yo, escuchamos la palabra terrorismo inmediatamente a nuestra cabeza viene la imagen del 11 de septiembre y los aviones chocando, o tal vez viene el recuerdo de la bomba en el maratón de Boston. Lo cierto es que el ciudadano común asocia el terrorismo con hechos muy graves que dejan números altos de fatalidades, cuando en realidad este es solo un ejemplo de lo que implica la palabra terrorismo y en más del 70% de los casos es un acto doméstico.

El terrorismo es un acto criminal, pero no es motivado como cualquiera de este índole. Es un fenómeno antiguo que se ha manifestado en toda cultura, raza y credo. No existe una definición oficial, pero básicamente es una táctica usada para conseguir fines ideológicos, territoriales o políticos, por diferentes tipos de organizaciones.

Con los hechos que hemos vivido en las últimas semanas en Venezuela me he puesto a pensar ¿serán los Tupamaros un grupo terrorista? Según la mayor data sobre terrorismo en el mundo, Global Terrorism Database (GTB), los Tupamaros si se consideran un grupo terrorista.

Según el GTD El Movimiento Revolucionario Tupamaro o Tupamaros es una organización terrorista que tiene como centro Caracas, Venezuela. Se originó en 1998 como un grupo de vecinos vigilantes en el barrio 23 de Enero. Desde su formación, la organización tiene una ideología izquierdista y ha mantenido un apoyo público al gobierno de Hugo Chávez y después al gobierno de Nicolás Maduro. En el 2003 tuvieron un cambio importante en el discurso y decidieron cubrir sus rostros para cualquier comunicado, lo que los alejó un poco del ojo público.

Actualmente se dice que los hechos violentos que se producen durante las manifestaciones estudiantiles son realizados por los Tupamaros, pero ¿qué certeza real tenemos de ello? Podría ser cualquier grupo de colectivos que amedrentan en las protestas. Lo cierto es que en el interior del país, como es el caso de Barquisimeto, no se puede hablar de Tupamaros porque solo están establecidos en Caracas y en Mérida.

Alberto “El Chino” Carías, líder público de los Tupamaros, conversó con un prestigioso diario nacional y expresó que “si la democracia venezolana, al igual que en el 2002, se ve afectada por un golpe de Estado, lo digo de manera responsable, como presidente del Movimiento Revolucionario Tupamaro, nosotros vamos a sacar nuestras armas, nuestras capuchas”. Unos días después conversó con un canal internacional y dijo que ellos no tenían armas y que estaban en pro de la paz del país. Entonces ¿cuál es el verdadero discurso de la organización? Si tomamos en consideración lo que dijo originalmente y después de escuchar el constante discurso del presidente Maduro donde dice que hay un supuesto golpe de estado en proceso, entonces tal vez si puedan estar vinculados con los hechos violentos ocurridos en las marchas estudiantiles en la capital.  

Al no haber una definición oficial de terrorismo tal vez pueda haber cabida para decir que un grupo lo es y otro no, sin importar si cumplen con las características; por ejemplo: el gobierno llama a los estudiantes terroristas, mientras que organizaciones internacionales llaman terroristas a los Tupamaros. El Movimiento Revolucionario Tupamaro en la actualidad hasta está involucrado en la política y el llamado a la paz que hacen espero que ellos también lo practiquen. Lo cierto es que hasta que no se hagan las debidas investigaciones responsables e imparciales no se sabrá si realmente los Tupamaros están involucrados o no en los hechos violentos. Mientras tanto lo que uno como ciudadano común puede hacer es exigir que se haga justicia.

Los quiere Joha